Saltar al contenido
Brocas y Roscas

Como afilar una broca

broca-desgastada

Seguro que tienes un montón de brocas en tu caja de herramientas que no cortan y cada vez que tienes que usarlas acabas comprando unas nuevas. Tranquilo esto nos ha pasado a todos, pero después de que leas este post no te volverá a pasar. Aprenderás a afilar una broca como un profesional.

Afilar una broca con amoladora de banco

La forma tradicional de afilar brocas o mechas manualmente es mediante la amoladora de banco. Es un proceso que al principio parece inútil porque requiere de un poco de práctica, pero intentándolo unas cuantas veces te darás cuenta que es muy sencillo y tus brocas quedan afiladas como el primer día.

1º PASO – Sanear la punta

Para eliminar la zona desgastada o dañada, lo primero es acercar la broca de punta a la amoladora hasta dejarla completamente plana. En esta parte quitamos mucho material a la broca y como consecuencia se calienta mucho debido a la fricción. Debemos hacerlo poco a poco enfriando la broca a medida que se calienta y evitando hacernos una quemadura.

2º PASO – Dar el angulo

Vamos a dar el angulo a la punta, manteniendo la linea central de la broca, inclinaremos unos 60º, e iremos alternando ambos lados de la broca para obtener el mismo angulo en ambas caras y que quede la punta centrada. El objetivo es que la broca quede como en esta imagen. Fijaros que el principio del filo de corte es el que marca la posición en la que rebajaremos la broca.

3º PASO – Rebajar la cara opuesta a la de corte

Ahora debemos rebajar la cara opuesta a la de corte para que la de corte quede ligeramente superior a ella y así pueda cortar metal cuando perforemos. El resultado debe ser como el que vemos aquí.

Si lo hemos hecho bien la broca funcionara como el primer día. Si no lo has conseguido no te desesperes, vuelve a intentarlo, en poco tiempo seras todo un experto afilando brocas.

Útiles para el afilado manual

Si lo que te parece difícil es darle la inclinación a la punta para dejarla perfecta hemos seleccionado unos útiles que te lo facilitaran muchísimo.

Con ellos te será muy sencillo dar el ángulo de corte a la broca, solo deberás apoyarlos y deslizar la punta por el disco de la amoladora, en unos minutos tendrás todas tus brocas afiladas y listas para agujerear otra vez.

Afilar brocas con afilador automático

Si estás harto de intentarlo y no has conseguido que ninguna broca quede perfecta. Tranquilo no eres el primero ni el ultimo que le pasará. A veces las cosas requieren de más practica, pero si la paciencia no es tu fuerte la mejor opción que encontraras es un afilador de brocas automática.

Con estas es verdaderamente sencillo, solamente debes introducir la broca y ella sola le dará el angulo y el rebaje óptimos. Hay modelos con ligeras diferencias entre ellos, si necesitas que te recomendemos cual comprar, dale un vistazo a esta página en la que te explicamos cual comprar.