Saltar al contenido
Brocas y Roscas

Terraja de roscar

Al igual que en tu armario de herramientas no puede faltar un buen juego de machos, no olvides disponer de uno de terrajas. Una terraja te salvara la rosca de más de un tornillo en el momento más crítico.

Juegos completos de terrajas

Juegos de Terrajas para tuberías

Terrajas para repasar roscas

rosca terraja

Las terrajas son la herramienta indicada para roscar una pieza cilíndrica, dejándola con la rosca y el paso que deseemos. Son bastante menos utilizadas que sus parejas los machos por dos principales motivos:

  • La tornilleria es un tipo de pieza muy estandarizado y por lo tanto muy fácil de conseguir. Es absurdo fabricar un tornillo o un eje roscado, cuando por muy poco dinero podemos comprarlo en una ferretería.
  • Al igual que para un macho es necesario un orificio calibrado, para una terraja hace falta una varilla o cilindro de un diámetro especifico. Esto es muy difícil de conseguir y para fabricarnos uno necesitaríamos un torno.

Por lo tanto el principal uso de una terraja es repasar una rosca o tornillo dañado. Si tenemos un tornillo que tiene algún filete dañado o tiene un ligero golpe, con una terraja podemos reparar la rosca y devolverle su funcionalidad.

Un tipo de terrajas muy utilizado es el destinado al roscado de tubos para instalaciones de fluidos.

¿Como utilizar una terraja?

porta-terrajas

Utilizar un aterraja es bastante más sencillo que roscar con un macho. Generalmente se dispone de un único paso, ya que su uso es principalmente el de repasar o reparar, dispone del paso o acabado final de rosca.

  • En primer lugar sujetaremos la pieza o tornillo que vamos a reparar. Esto es importante por que lo que va a trabajar es la terraja, y es esta la que debe girar sobre el tornillo. Sujetándolo conseguiremos trabajar de forma segura y sencilla.
  • Lo siguiente es montar la terraja en su soporte o portaterrajas y de esta manera tendremos mango para poder hacerla girar. Una vez hecho esto debemos hacer girar la terraja sobre la pieza y con movimientos lentos iremos avanzando hasta pasar por encima de la zona dañada.

Como más vale una imagen, que mil apalabras, te dejamos abajo un vídeo explicativo en el que no te quedará ninguna duda.